Definitivamente lo que dice Paola es simplemente cierto, en la oficina la impresión es un grave problema.